A pesar de que pueda parecer sencilla la compra de la mejor sábana de cama, en muchas ocasiones, cuando vamos a realizar la compra nos damos cuenta de que hay una gran cantidad de opciones. Esto podría ser bueno, pero en muchas ocasiones nos abrumamos por no saber que modelo comprar.

A la hora de comprar las sábanas, siempre tienes que tener en cuenta el tamaño de tu colchón. No es lo mismo comprar sábanas para una cama de 80cm, que para una de 90cm, 135 cm o por ejemplo 150 cm. No solo tienes que mirar esto, es importante tener en cuenta el grosor del colchón, para realizar una compra correcta. Normalmente, la gran mayoría de colchones miden unos 17 a 23 cm de espesor, pero puede que el tuyo sea de 40 cm o más. Para evitar problemas, no te cuesta nada medirlo y realizar la compra con la seguridad de que las medidas son las adecuadas.

A continuación tienes que ser capaz de comprar la sábana con el material que realmente te interesa. Yo personalmente siempre suelo apostar por las sábanas de algodón, al poder ser 100%. Pero esto depende de gustos. Por ejemplo, en el caso de comprar sábanas para el verano, entonces no me importa que la composición sea del 50% para conseguir que sean más finas y transpirables.

Normalmente, los expertos dicen que el mejor material es el material Pima y el algodón egipcio. En la medida que sea posible evita materiales sintéticos y si tienes algún tipo de alergia, mira muy bien la etiqueta. Así podrás asegurarte que no ha sido fabricada con el material al cual tienes alergia.

En el mercado también puedes apostar por adquirir sábanas de bambú. Poco a poco se están haciendo un huevo por ser ecológicas, pero yo personalmente aún no las he probado y no te puedo dar mi opinión.

Para el verano, no hay nada mejor que comprar sábanas ligeras o de lino. Es un material realmente muy transpirable, el cual te ayudará a tener la cama más fresca. Así evitarás pasar mucho calor y por ello podrás dormir mucho mejor.

Cómo comprar sábanas

Las sábanas suelen ser tratadas con productos químicos para evitar que se arruguen demasiado con el uso. Si eres una persona ecológica, entonces tendrás que mirar que en la etiqueta ponga que la sábana ha sido tratada con un producto orgánico. Esta opción no es sencilla de encontrar, por lo que puede que la sábana que te guste no incluya este tratamiento.

A la hora de comprar una sábana, no solo tienes que mirar su diseño. Te invito a fijarte en el tipo de tinte que ha usado, sobre todo si tienes algún tipo de alergia. Normalmente no solemos mirar este apartado, pero debería ser algo a tener en cuenta.

Lo primero que te vas a fijar es en el diseño de la sábana. Si no te gusta, directamente no mirarás nada. En este caso, te recomiendo mirar más cosas que el diseño a la hora de ver si una sábana quedará bien en tu cama o no. Es importante tener en cuenta el resto de la habitación. Así podrás ver si combinarán bien o no.

Personalmente te recomiendo tener sábanas para el verano y otras para el invierno, sobre todo si los cambios de temperatura entre una estación y otra son muy grandes. Por ejemplo, si no te gusta pasar calor en verano en la cama, aquí deberás apostar siempre por sábanas finas, como las sábanas de nilón.

Antes de comprar las sábanas ten muy en cuenta el tamaño de tu cama. Si las compras grandes o pequeñas no te quedarán bien.

Finalmente, siempre apuesta por sábanas fabricadas con buenos materiales y que sean suaves y cómodas. Es mejor gastar un poco más de dinero, pero a cambio tener la seguridad de poder dormir sin problemas.

Source

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *